lunes, 12 de agosto de 2013

Black Sabbath Cancelado: Tremenda irresponsabilidad empresarial

Por supuesto que ya todos saben esto, pero es necesario que nos demos cuenta de que acá hay una enorme falta de responsabilidad y una culpabilidad insoslayable en quienes han pretendido llevar adelante este show y han fracasado estrepitosamente mostrando la verdadera laya de empresarios que son.


Lo mató el mercantilismo
Quizás este post se puede tildar de una pataleta, o quizás sea algo más. Pero es evidente que la cancelación del concierto de Black Sabbath ha sido uno de los golpes más fuertes que haya sufrido el panorama metálico de nuestro país en toda su historia. No otra cosa puede ser la insólita cancelación de un show que se va a reproducir en toda la región sin mayor problema y sí con total entrega. No otra cosa puede ser que la venida de la banda seminal y fundadora de lo que sería en breve la música metal y luego la cultura headbanger sea cancelada por mediocres motivaciones comerciales.
Por supuesto que los espectáculos de rock son y merecen ser un negocio, así ha sido casi siempre y nada de malo hay en ello, finalmente es un trabajo con riesgos económicos y todo. Pero lo que hemos vivido acá tiene una clara responsabilidad. El famoso emprendedurismo que vemos hasta en la sopa en la actualidad nos ha pasado, una vez más, la factura de ver todo con avidez, con angurria mercantilista. Sí señores, esto tiene que ver con la torpeza, angurria y desfachatez de un par de empresarios más dignos del Tribunal virreinal del Consulado del siglo XVIII que de la economía de mercado actual y al que le caiga el guante que se lo chante.
La patraña estúpida acerca de un problema técnico no es más que un signo de sinvergüencería que no podemos aceptar, se trata de que ese precio usurario, matonesco e inmoral que habían colocado para los shows (hasta 5 veces más caro que lo que se ofrecía en el resto de Sudamerica) no iba a funcionar, porque aunque en el Perú hay imbéciles, no es para que exageremos tampoco. Precios imposibles que solo tenían una finalidad, hacer el negociazo con el show de una verdadera leyenda del rock y abusar colonialmente de nosotros como si fuésemos los indios de repartimiento de un corregidor.
Por culpa de la falta total de visión empresarial, por el abuso en el rentismo y la mediocridad más evidente, nos perdemos de un show notable y quedamos completamente por detrás de nuestros vecinos de incluso peores niveles económicos (los shows en Centroamérica van). En esto hay responsable, son los encargados del show que salieron a abusar de la buena fe con precios asesinos del show, porque eso han hecho, han asesinado al show con ese precio inédito en el continente (y en la historia). Pero esto debe hacernos pensar no solo en este concierto, sino en nuestra realidad nacional. En los problemas que venimos arrostrando hoy casi dos siglos después de nuestra independencia. Seguimos siendo el país del abuso en el que los que tienen la sartén por el mango quieren, no competir (los empresarios del Perú odian competir, sobre todo los grandazos) sino medrar y llevarse el gato al agua con todo y presa. Así, los intereses por hacer viable un espectáculo de buenas ganancias pero al alcance respetuoso del ciudadano medio no existen o son ahogados por la perspectiva de un tremendo bolsón de plata para llevarse en una a la salida del concierto. Como vieron que no les ligaba ni a cañones esas entradas birladoras, decidieron acabar con el show, (jamás las bajarían, ¡qué cosa!).
Sí señores, estoy molesto, pero me acompaña la razón. Esa actitud de desprecio y abuso hacia los demás que no interesan sino por lo que pueden pagar (república sin ciudadanos) es la que está detrás del fracaso de un show que llevado adelante con respeto y ambiciones económicas sensatas hubiera sido un éxito de media cancha en asistencia y plata.
Solo para que tenga una idea les dejo cuánto cuestan en soles estos shows en cancha adelante en algunos lugares en esta misma gira y con ambas bandas
Colombia: 130 mil pesos, equivale a 193 soles
(Economía comparable a la peruana)
Chile: 29 mil pesos, equivale a 158 soles
(Economía más saludable que la peruana, pero ya no tan lejana)
Argentina: 900 pesos, equivale a 453 soles
(Economía más deprimida que la peruana)
Costa Rica: 70 mil colones, equivale a 387 soles
(Economía mucho, mucho, más pequeña que la peruana)
Perú: 741 soles ¿Hay derecho?

domingo, 23 de enero de 2011

Sancturary vuelve con gran poder: Entrevista a Warrel Dane (original de Jay Landa, Demolish'zine)

Sanctuary ha vuelto y grabará un nuevo disco. Acerquémonos a esta banda y a Nevermore a través de su talentoso cantante, Warrel Dane en una entrevista concedida a Jay Nanda y que he traducido para los lectores del nuevo Metal Truth:

Si nunca has escuchado a Warrel Dane cantar, una rápida audición de varios de sus temas podría hacerte pensar que estás escuchando a diferentes vocalistas. Nop. Simplemente estás experimentando el amplio rango de capacidades vocales de Dane, que te brinda con ellas un sentimiento medieval que recorre la gama desde lo melódico a lo siniestro. Lo mismo puede ser dicho de la música de Nevermore, que es acompañada con arreglos complejos y una musicalidad que se expande desde lo alegre hasta el thrash diabólico. Puedes contar con los dedos de una mano las bandas que puedan colocar eso con sintonizada precisión. Esto es lo que mantiene a Nevermore aparte de otras bandas. Bueno, tal vez con la excepción de Sanctuary.

Pero hay una explicación razonable, Dane, quien fuera diagnosticado con diabetes tipo II en 2005, y el bajista Jim Shepperd fueron miembros de Sanctuary cuando la banda de Seattle debutó en 1988 con Refuge Denied, el machacante álbum producido por Dave Mustaine de Megadeth y exhibiendo los impresionantes aullidos que revivían imágenes de King Diamond. Mientras se realizaba el tour del Into Mirror Black, durante 1990, el guitarrista Jeff Loomis fue reclutado en la banda. Pero luego Sanctuary sucumbió completamente ante la escena grunge de su tierra natal (Seattle) en los tempranos noventas, dejando a Dane, Sheppard y Loomis para formar Nevermore en 1991 y lanzar su primer álbum en 1995.

15 años después, Nevermore, que ha editado su séptimo álbum de estudio, The Obsidian Conspiracy el 8 de junio, presentará el viernes por la noche en el Backstage Live nuevas canciones tales como The Termination Proclamation, Emptiness Unobstructed, Without Morals y She Comes In Colors dando crédito a la opinión de que Nevermore se está levantando de entre las bandas subestimadas pero difícilmente duplicables. Jay Nanda, colaborador de TNT y de San Antonio Music Examiner conversó con Warrel Dane acerca de Nevermore, Sanctuary y su proyecto personal.

Pregunta: ¿En qué sentidos tú y la banda han querido hacer diferente The Obsidian Conspiracy de los álbumes anteriores?

Respuesta: Bien, realmente no lo hemos hecho con la intención de hacerlo diferente. Más o menos en cada grabación hemos hecho sonidos diferentes de los otros y para nosotros es un día más de oficina.

P: ¿Cuál es la idea tras el concepto de la portada del álbum?

R: Bien, es fácil imaginarlo con la imagen del monumento a Washington de fondo y los niños simbolizando conceptos opuestos y si ahondas en las letras… Yo nunca he sido de los que explican las cosas en términos literales.

P: Muchos han tratado de describir no solo el estilo musical de Nevermore sino tus capacidades vocales, ¿cómo las describirías?

R: Dios, no sé. Creo que es algo difícil de precisar de qué subgénero del metal podíamos ser porque tenemos muchas influencias. Jeff proviene de una tradición death metal y todos los elementos progresivos añadidos lo hace distinto. Pero es también melódico. Me gusta gritar como a cualquiera pero a veces solo quieres escuchar cantar.

P: ¿Por qué han decidido reformar Sanctuary 20 años después, sobre todo cuando a Nevermore le va también?

R: Bien, yo había dicho en el pasado que eso nunca por nunca, nunca y nunca c***** iba a pasar, pero hubo una época en la que realmente no éramos muy amigables el uno con el otro. Pero (acá) estamos ahora. “Agua pasada bajo el puente” podría ser la mejor forma de describir nuestra relación y he estado escuchando algo del nuevo material que Lenny, el guitarrista, ha estado trabajando y esta de la p.t.m. Así que reevalué la situación. Es un toque raro pues Nevermore ha estado yendo tan bien.

P: ¿Y fue el factor grunge de comienzos de los 90 la razón de la dada de baja de Sanctuary luego de Refuge Denied e Into Mirror Black o hubo algo más para ello?

R: Sabes, yo estoy bastante seguro de que eso afectó en alguna manera en la ruptura. La composición se volvió un poco extraña hacia el final, y había un montón de presión, especialmente de la gente del sello diciendo cosas como “queremos algo un poco más grunge” Agh, “Nosotros no somos una banda grunge” Cuando tienes a un gran sello diciéndote eso, solo tienes que ir y mostrarles que no tienen ni p*** idea.

P: Y por supuesto siendo ustedes de Seattle, es como que la escena musical de la época en su tierra se estaba apartando de lo que ustedes estaban tratando de lograr, ¿correcto?

R: (se ríe) Algo así. Y que nosotros podríamos estar teniendo algo de relevancia con Alice in Chains y el nuevo Soundgarden. La pequeña cosa grunge explotó y Seattle se volvió extraño. Yo trabajaba en un bar una vez y estaba bebiendo con una chica que era muy bacán y ella me preguntó si yo estaba en alguna banda y yo dije que sí, y ella dijo “¿de qué clase?” y yo dije una banda de metal, y ella dijo (riendo) “¿Realmente quieres admitir eso?” Fue en ese punto en el que le dije “c***** lárgate de mi bar maldita p***”

P: Yo no sé si podría equiparar a Alice in Chains con Nirvana y Pearl Jam, pero creo que deberías estar seguro ya que dos de las más grandes bandas de grunge –Nirvana y Pearl Jam- no están más y la otra no tiene la popularidad que tuvo

R: No, (Alice in Chains es) definitivamente la más metálica de todas esas bandas y amo totalmente su nueva grabación, creo que Jerry (Cantrell) canta un montón en ese disco.

P. ¿Puedes decirnos qué tan refrescante ha sido para Nevermore pasar más de 15 años, presumiblemente, con cerca de cero de la clase de obstáculos que enfrentó Sanctuary?

R: Es gratificante. Es una prueba de que el trabajo duro paga. Hemos hecho girar nuestros traseros en camionetas sin aire acondicionado por un largo, largo tiempo. Nos tomó mucho alcanzar el nivel para tener un bus para tours. El mejor consejo que le puedo dar a una joven banda que está en una camioneta es “hay una luz al final del túnel si trabajas realmente duro”

P: ¿En qué sentidos trataste de que tu trabajo en solitario Praises to the War Machine suene diferente de todo lo que habías hecho previamente?

R: Bueno, yo soy un metalhead hasta la médula, pero siempre me ha gustado la música rock. Quería hacer algo que fuese rock pero que siguiese siendo metal y necesitaba sacar eso de mi sistema y Jeff quería hacer una grabación shred [guitarra ultrarápida].

P: ¿Qué aprendieron temprano en su carrera de Dave Mustaine, él produjo el primer álbum de Sanctuary?

R: Oh chico, ese periodo es como una mancha ebria. Creo que cada banda tiene un quiebre en alguna parte, y para hacerla en el negocio de la música tienes que estar con el pie en la puerta. Nosotros fuimos jodidamente afortunados de que Mustaine pusiese atención en nosotros. Si no hubiese sido por él yo, quizás, no estaría hablando contigo ahora. Tengo que darle mucho respeto a él por eso. Estábamos en un show Megadeth/King Diamond y Lenny (Rutledge, el guitarrista NDT) le dio el demo a alguien y así él (Mustaine) lo escuchó y nos dijo “quiero producirlos, muchachos” y nosotros, “Sí, bien”, pero él debía estar hablando en serio, pues recibimos su llamada y el resto es historia.

P: ¿Cómo ha afectado la diabetes tu desempeño a lo largo de los años?

R: Fui diagnosticado con diabetes tipo 2 hace 5 años. Tengo suerte de no tener la de tipo 1. Es fácilmente manejable si sabes qué hacer con la comida. Tuve que cambiar mi estilo de vida y comer basura saludable. Pero realmente lo disfruto. Solía beber mucho, de verdad mucho, hay historias legendarias.

P: ¿Tocar en 70 000 Tons of Metal [un crucero headbanger donde tocarán muchas bandas NDT] debe ser diferente a cuanta actuación hayan hecho antes?

R: Bien, pienso que seguramente será muy interesante. Todos están muy entusiasmados con esto. Estar atrapado con un montón de metalheads en un barco. Estamos yendo sin ninguna idea preconcebida de cómo será.

P: ¿Has estado en algún crucero alguna vez?

R: Nunca, los cruceros son para gente vieja

P: ¿Qué es lo que haces cuando no estás actuando?

R: Leo un montón, trabajo en música, incluso ahora, temprano hoy. Me gusta esconderme en el bus y hacer cosas de nerds.

P: ¿Sanctuary está trabajando en otro álbum o es el crucero una cosa de una reunión y punto? ¿Será algún miembro original parte de esto?

R: Vamos a hacer otro disco pero no sé cuándo vamos a tener tiempo porque el ciclo del tour de Nevermore acaba de comenzar y se va a poner loco. (El guitarrista) Sean (Blosl) realmente no quiere hacerlo (lo de Sanctuary) y Jeff, que fue un miembro de Sanctuary al final lo va a hacer en vivo. No sé si él grabará. Esa banda era más sobre Lenny y esta (Nevermore) más sobre Jeff y tratamos de mantener ambas separadas.

P: Le di a los fans vía redes sociales de enviar preguntas para ti. Yvette de Waco, Texas, quiere saber sobre tu carrera operística.

R: Bien, nunca tuve una carrera operística (risas), para cantar de la forma en la que lo hago debía recibir entrenamiento y, en aquellos días, era lo que la genta estaba haciendo. Yo tomé lecciones de ópera solo para aprender a usar tu instrumento sin dañarlo y tomé lecciones por cerca de 5 años y voy a tomar más si lo de Sanctuary funciona. No he cantado de esa manera en un buen tiempo. Será interesante. Sabes, en el primer disco de Sanctuary yo era muy joven y mis bolas no habían caído aún. Por eso es que mi voz estaba tan alta.

Unas pequeñas descargas:

1. Refuge Denied, 1987
http://www.mediafire.com/?btpgmftiz3tzyti


Into Mirror Black 1990
http://www.mediafire.com/?ta762920w7ibbhx

Son las reediciones remasterizadas del 2010 editadas por Iron Bird Records




















Este medio es un foro para contribuir a la discusión y estudio de la música de heavy metal y la cultura a ella asociada.

domingo, 16 de mayo de 2010

Ronnie James Dio ha muerto


Hoy, 16 de mayo de 2010, ha muerto James Dio. Cantante de Rainbow, Black Sabbath, Dio y Heaven and Hell, su muerte es un terrible pérdida para el heavy metal. Su aporte a la evolución e identidad de nuestra cultura es invaluable. Solo por decir un par, fue la voz que resucitó a Black Sabbath, primera banda de metal de la historia y es el introductor en el metal del caracterísco símbolo metálico con las manos que simbolizan los famosos cuernos (horns) que millones de headbanger alzamos en los conciertos como signo de identidad. Ha muerto Dio y eso es una pérdida irreparable, solo nos consuela lo que ya hizo y aportó, que ya es una enorme herencia que debemos mantener. ¡Eterna gloria a Dio!, ¡Eterna gloria al Metal !


A continuación incluyo una interesante nota biográfica aparecida en Rafabasa.com


"Ronald James Padavona, nacido el 10 de julio de 1942 en Portsmouth, New Hampshire en el seno de una familia italiana, dio sus primeros pasos en la música tocando la trompeta.
En 1957, se unió como bajista al grupo THE VEGAS KINGS, aunque pronto comenzó a encargarse de la voz, cambiando incluso el nombre del grupo a RONNIE AND THE RUMPLERS y posteriormente a RONNIE AND THE RED CAPS. Con esta nueva denominación, la banda sacó su primer single “Conquest” en 1958 a través de Reb Records.
En 1960 editó su primer lanzamiento ya con el nombre RONNIE DIO para el tema “An Angel Is Missing” con el sello Seneca, aunque el sencillo era una grabación de RONNIE AND THE RED CAPS
En 1961 RONNIE AND THE RED CAPS deciden cambiar su nombre por el de DIO AND THE PROPHETS, denominación con la que estuvieron hasta 1967. Tras editar varios singles y un álbum en directo titulado “Dio´s At Domino” grabado en el Domino's Restaurant de Nueva York en febrero de 1963, la banda se separó cuando Dio y el guitarrista Nick Pantas, compañero del vocalista desde THE VEGAS KINGS, decidieron emprender una nueva aventura llamada THE ELECTRIC ELVES.
Con esta denominación solo sacaron un single en 1967 titulado “Hey, Look Me Over” auspiciado por MGM, ya que en 1969 acortaron el nombre a simplemente THE ELVES. Como THE ELVES editaron el single “Walking In Different Circles” con el sello de THE ROLLING STONES Decca en 1969, y otro 7”, “Amber Violet”, que sacó MCA en 1970. El grupo se mantenía estable y parecía que había encontrado cierta continuidad, pero un accidente de tráfico que terminó con la vida de Pantas hizo que la agrupación se disolviera.
El resto de los miembros decidieron seguir adelante cambiando el nombre del grupo a ELF y reclutando al teclista Doug Thaler (en los 80 mánager de bandas como MÖTLEY CRÜE). Se completaban con el guitarrista y primo de Dio David Feinstein (luego líder de THE RODS), el batería Gary Driscoll y el propio Dio como bajista. Thaler duró poco en el grupo siendo sustituido por Mickey Lee Soule, con quien grabaron su primer disco homónimo en 1972 al amparo de Epic.
Roger Glover e Ian Paice, bajista y batería respectivamente de DEEP PURPLE, estaban presentes cuando el grupo hizo la audición para Columbia, ofreciéndose estos a producir el LP. Este contacto les dio la oportunidad de telonear a la banda de Blackmore en las dos giras americanas que hicieron ese año.
En 1973 Feinstein deja el grupo siendo sustituido por Steve Edwards e incorporan al bajista Craig Gruber, y ya en 1974 editan con Purple Records “Carolina County Ball”.
Ese mismo año, incorporan al percusionista Mark Nausseff (IAN GILLAN BAND, JON LORD, THIN LIZZY, G-FORCE, VELVET UNDERGROUND), y en 1975 publican su segundo y último disco “Trying To Burn The Sun” con MGM Records. Este fue el primer lanzamiento en el que Dio utilizó su segundo nombre, al parecer por sugerencia de Ritchie Blackmore.
Blackmore ya había tomado nota de las habilidades vocales de Dio cuando ELF giraron con PURPLE, por lo que cuando decidió abandonar para formar RAINBOW, no dudó en llamarle.
El guitarrista no solo incorporó a Dio a su nuevo proyecto, si no que se llevó a todos los miembros de ELF salvo el guitarrista Edwards, obviamente.
El primer álbum homónimo de lo que en principio se llamó RITCHIE BLACKMORE´S RAINBOW salió en febrero de 1975 a través de Polydor.
“Rising” salió en mayo de 1976 ya como RAINBOW y con Tony Carey a los teclados, Jimmy Bain como bajista y Cozy Powell a la batería, y fue seguido por un doble en directo titulado “On Stage” en 1977 grabado en 1976 en varias fechas japonesas y alemanas de la gira de “Rising”.
En 1978 se incorpora el teclista David Stone y el bajista Bob Daisley para editar “Long Live Rock N´ Roll”, un LP que ponía un broche de oro al paso del cantante por RAINBOW. Según cuenta la historia, el cambio de dirección más orientado hacia el mercado americano que Blackmore pretendía para RAINBOW hizo que Dio decidiera abandonar el barco, siendo acompañado por casi todo el grupo.
En 1980 ingresaba en BLACK SABBATH como sustituto de Dave Walker (SAVOY BROWN), quien había intentado sin éxito suplir a Ozzy Osbourne.
La idea original de Iommi era formar un nuevo grupo con Dio ya que no estaba contento con Ozzy, pero al final le terminó ofreciendo el puesto en BLACK SABBATH.
La entrada de Dio en el grupo cambió por completo el sonido de la banda, dando un nuevo enfoque que hace que muchos puristas de SABBATH consideren los primeros trabajos de Dio con los de Birmingham más discos en solitario de Dio que de SABBATH.
La colaboración se entrenaba en abril de 1980 con el excelente “Heaven And Hell”, un disco que a pesar de los suspicacias y los reaccionarios, consiguió el favor unánime de la crítica y el público.
En 1981 y con Vinny Appice sustituyendo a Bill Ward, salía “Mob Rules” en noviembre de ese año a través de Vertigo, última entrega en estudio de la asociación.
En diciembre de 1982 parece el directo “Live Evil” ya con Dio fuera de la banda, un buen directo con un Dio sensacional pero que no termina de colmar las expectativas ni de los fans de Dio, ni por supuesto los de Ozzy.
Dio decidió abandonar BLACK SABBATH tras ser acusado por Iommi y el bajista Geezer Butler de irrumpir en el estudio en secreto para subir la voz en las mezclas del directo, acusaciones que Iommi retiró años después.
Acompañado por el batería Vinny Appice y por su ex – compañero en RAINBOW Jimmy Bain al bajo, forma su propia banda denominada simplemente DIO. La nueva alineación se completa con el joven guitarrista irlandés Vivian Campbell, proveniente del grupo de NWOBHM SWEET SAVAGE.
En mayo de 1983 se estrenan con un espectacular “Holy Diver” editado por Vertigo que recibe el total beneplácito de periodistas y fans a partes iguales.
Con la incorporación del teclista Claude Schnell publican “The Last In Line” en 1984 y “Sacred Heart” en 1985, abandonando tras su edición el guitarrista Campbell por diferencias irreconciliables con el líder del grupo Ronnie Dio.
El nuevo hacha Craig Goldie se estrena en la gira europea de “Sacred Heart”, en la que registran el EP en directo “Intermission” editado en 1986. El lanzamiento incluía el tema nuevo “Time To Burn”, primera composición de Goldie en la banda.
En 1987 sale “Dream Evil”, un disco que marca sin duda alguna el final de la etapa dorada de DIO.
Un año después el grupo se desbanda por completo, reclutando Dio al teclista Jens Johansson (ex – YNGWIE J. MALMSTEEN) al bajista Teddy Cook, el batería Simon Wright ex – AC/DC y al joven guitarrista Rowan Robertson, un completo desconocido.
En 1990 aparece “Lock Up The Wolves”, un LP flojo y carente de inspiración que inaugura las horas más bajas e inciertas de Dio.
Tras el fracaso de “Lock Up The Wolves” decide volver con BLACK SABBATH en 1991 para editar “Dehumanizer” en 1992, pero la colaboración termina súbitamente cuando Dio decide no cantar con la banda en un concierto en el que iban a ser teloneros de Ozzy Osbourne, negándose Dio a salir antes que Ozzy. BLACK SABBATH terminaron realizando la actuación con Rob Halford como encargado de las voces.
El vocalista tarda cuatro años en sacar nuevo material, y lo hace en 1994 con el decepcionante “Strange Highways”, un disco en el que recupera a Vinny Appice y se acompaña del ex – bajista de DOKKEN Jeff Pilson y del guitarrista ex – WWIII Tracy G., conocido de Appice. Dos años más tarde aparece “Angry Machines” con la misma formación y el teclista Scott Warren, trabajo que sigue la línea de su predecesor y que falla estrepitosamente en relanzar la carrera de la banda.
Tras el directo “Inferno - Last in Live” en el que participa el nuevo bajista Larry Dennison, vuelve en el 2000 con las pilas de nuevo cargadas editando un excelente LP conceptual titulado “Magica”, para el que regresa el guitarrista Craig Goldy, el bajista Jimmy Bain y el batería Simon Wright.
Dos años más tarde y aunque con un disco más directo, sigue la racha con un genial “Killing The Dragon” que graba junto al guitarrista Doug Aldrich, acompañados por Bain, Wright y Warren.
En el 2004 aparece lo que es la última obra de estudio del cantante hasta la fecha, “Master Of The Moon”, para el que recupera a Craig Goldie y Jeff Pilson a la guitarra y el bajo respectivamente.
Al año siguiente se reúne con el bajista Gezzer Butler, el guitarrista Tony Iommi y el batería Vinny Appice en una nueva encarnación de BLACK SABBATH denominada para la ocasión HEAVEN AND HELL.
La recopilación “The Dio Years” inauguraba la colaboración y presentaba tres temas nuevos, aunque la banda se estrenaba ese mismo 2007 con el directo auspiciado por Rhino “Live from Radio City Music Hall”, el cual fue seguido por el primer disco en estudio de la agrupación “The Devil You Know”, publicado también por Rhino en abril de este 2009.
Dio iba a comenzar una gira europea con su banda este otoño y estaba preparando las continuaciones de “Magica” cuando apareció la enfermedad, habiendo revelado incluso un tema nuevo titulado “Elektra” que tenía intención de comenzar a tocar en directo. El vocalista también está preparando una autobiografía que debería salir hacia el 2011.
El DVD en directo de DIO "Evil Or Divine – Live In New York City", grabado en el Roseland Ballroom de Nueva York en el 2002 y editado por Eagle Vision en el 2003, verá la luz en CD gracias al sello polaco Metal Mind Productions el próximo 2 de noviembre en Europa.
Este nuevo digipack está limitado a 1.000 copias y ha sido remasterizado en 24 Bits.
Ronnie James Dio iba a contar con un nuevo guitarrista en la citada gira europea. Craig Goldy, el actual guitarrista de DIO, está girando por Australia con BUDGIE, por lo que el ex - guitarrista del grupo y actualmente en WHITESNAKE Doug Aldrich iba a ocupar su lugar durante el citado periplo. La Actual formación de DIO se completa con el bajista Rudy Sarzo (WHITESNAKE, QUIET RIOT, OZZY OSBOURNE), el batería Simon Wright (ex - AC/DC) y el teclista Scott Warren.
El disco editado por DIO en el 2002 "Killing The Dragon" fue reeditado el pasado mes de junio en vinilo con carpeta doble y diseño emergente por Night Of The Vinyl Dead. Solo hay 500 copias numeradas a mano.
Él fue ampliamente considerado como uno de los cantantes más poderosos en el heavy metal, reconocido por su voz potente y consistente y por la popularización de "los cuernos del diablo " (gesto que hace con la mano en forma de cuernos).
En los último tiempos estaba involucrado en HEAVEN & HELL, un proyecto que también incluye a Iommi y otros ex compañeros de la banda BLACK SABBATH, Geezer Butler y Vinny Appice. Su primer disco en el estudio del regreso de la banda, "The Devil You Know", fue lanzado el 28 de abril de 2009. Posteriormente se editaba en CD y DVD una muestra en vivo de la reunión de la banda, bajo el título de "Live From Radio City Music Hall". La banda estuvo a punto de tocar el pasado verano en el festival Metalway en Zaragoza, pero por culpa de una lesión en la espalda de Tony Iommi se suspendió su concierto.
Hace días, se cancelaba el tour de HEAVEN AND HELL. Todo el mundo del heavy metal se compungía al leer que la causa era el cáncer de Ronnie.

Ronnie James Dio ha fallecido a las 7:45 de la mañana de hoy domingo 16 de mayo."

lunes, 20 de octubre de 2008

Conciertos y más conciertos: paradojas de la prosperidad ausente


Como nunca antes, en la ciudad de Lima (punto desde el cual escribo) se han dado tantos conciertos seguidos. Es cierto que aún no nos visita Maiden o Judas. Lo han hecho ya Megadeth y Halloween, junto con otros como Exodus o Cannibal Corpse. Además se ha vuelto frecuente la llegada de bandas de thrash de Europa. En los últimos 5 años Destruction ha venido 3 veces y Kreator y Sodom 2 cada uno.


Esto hace que pensemos nuevamente en la importancia de los conciertos como espacios de actualización de nuestra cultura headbanger. Hace un tiempo, un amigo me decía que él solo compraba el disco de la banda y no iba a cinciertos pues eso era lo que el artista había producido para su escucha por parte del público. Además, continuaba, tomando en cuenta que en el metal, la improvisación es algo ocasional y más bien la excepción, a diferencia de lo que ocurre con el jazz, no tenía sentido acudir a los conciertos de bandas de este estilo pues seguro el disco se escuchaba mejor y no iban a realizar alguna cosa muy diferente. Ir a ver al artista cuando ya conoces su música era solo una forma de fetichismo en nada diferente a las fanaticadas de adolescentes que van a ver a Hannah Montana o a Paulina Rubio.


Creo que mi amigo solo tendría razón si estuviésemos ante la pura música. Pero más allá del componente emocional que puede ser ver al artista que uno admira, también está el hecho de que al ser el heavy metal una comunidad cultural, es decir una comunidad que comparte símbolos identitarios, la reunión se convierte en una ocasión desiciva para actualizar esa comunidad. El estar juntos y autoreconocerse como headbangers fortalece la propia identidad individual así como da curso a nuestra acción sobre el mundo.


Sin embargo, y en vista de que los conciertos que más abundan en Lima ahora son los protagonizados por bandas extranjeras, se está dando una limitación que puede ser culturalmente perniciosa: la limitación de la cultura headbanger local. No estoy hablando de ridículo nacionalismo chovinista sino al hecho que en los conciertos con bandas extranjeras hay poca intervención de la cultura headbanger local. Cuando los conciertos eran básicamente de bandas locales, el centro eran los fanzines y las producciones de estas bandas. Había un ambiente subte muy definido que contribuía en generar vínculos muy fuertes. Ahora con los grandes megaconciertos esto desaparece, ni se habla del medio local. Toca Gamma Ray después Halloween y se acabó. Un concierto calcado del que se acaba de realizar en Quito y en Bogota y que será el mismo que el que se dé en Santigao y Buenos Aires.


No estoy reclamando por la aparición de bandas peruanas en el cartel de las extranjeras si es que su música y profesionalismo no lo amerita sino que no desaparezcan los conciertos locales. Que se siga apoyando con la asistencia a los conciertos de las bandas nacionales de tal manera que nuestra cultura no solo se nutra desde fuera sino desde dentro. Los artistas del metal de nuestro país también deben esforzarse en brindar producciones de calidad y no caer en la excesiva precariedad o improvisación. El público debe brindar un espacio para que lo que producimos tenga una audiencia.
La solidez de nuestro movimiento depende de nosotros los headbangers.


sábado, 1 de septiembre de 2007

Metal: a headbanger journey


Hace un par de años se editó uno de los pocos documentales serios sobre el metal: Metal: a headbanger journey. El video aborda desdeuna perspectiva monogrfica diversos aspectos del moviemiento de heavy metal y bàsicamente está situado desde la perspectiva actual. No es una historia del metal sino una suerte de testimonio de un headbanger sobre su propia subcultura. para ello, el antropólogo Sam Dunn, comienza analizando sección a sección diferentes compartimentos del mundo del metal. Este es su viaje. Mediante entrevistas no solo a artistas del género sino también a especialistas (Rober Walzer entre ellos) como musicólogos, antropólogs y sociólogos trata de plasmar una imagen del metal en su hora actual. Lejos de actuar como un metalero fanàtigo, Dunn congrega las voces de todo un conglomerado de artistas de los diversos sub-géneros del movimieto, incluso de aquellos que son o en su momento fueron rechazados como miembros legítimos del metal, así tenemos la presencia de Toni Iommi (Black Sabbath), Lemmy Kilmister (Motorhead), Bruce Dickinson (Iron Maiden) como también la de Vince Neil (Motley Crue), y no se olvida del black metal Gaal (Gorgoroth), Ivar Bjørnson (Enslaved) a los Mayhem, a Fenriz de Darkthrone y un largo etcétera que incluye a Korn y a Slipknot. Hay para todos los gustos en este documental.


Mención aparte merece la pequeña sección dedicada al black metal noruego. Un tema difícil para todo headbanger que crea firmemente en el metal pero que piense que el diablo es una ridiculez y que desapruebe las métodos violentos e irracionales para relacionarse con los demás. Sam se enfrenta sin ambages al tema. Confronta las opiniones de los seguidores del black metal, de los que aprobaron la quema de iglesias, y las confronta con las de la iglesia luterana noruega (hablan un par de ministros de esa fe). Busca la relación entre estos hechos y la sociedad noruega. En la edición en DVD además hay un minidocumental de 22 minutos donde ahonda más sobre este tema.


En definitiva este documental es un aporte para la comprensión del metal, independientemente que hay sido realizado por un miembro de esta cultura. Completamente recomendado. Si lo ven comenten por favor.

viernes, 31 de agosto de 2007

El thrash renace

El viejo subgénero del metal, que a comienzos de los ochenta nació como un movimiento de reforma y vuelta a los orígenes y que sería abandonado a comienzos de la década siguiente, está de regreso con un pequeño pero potente manojo de bandas de los Estados Unidos. En primer término está el segundo lanzamiento de la banda Dekapitator, The storm before the calm, esta banda editó un primer disco en 1999, pero sea porque aún era muy prematuro dentro del contexto musical del metal entonces o por que al proyecto le faltó aliento, recién en este 2007 sale su segundo disco. Esta agrupación de San Francisco nos presenta una reactualización de los sonidos clásicos del thrash. El planteamiento de las canciones recuerda a los primeros Exodus, son temas con ritmos veloces que son abruptamente interrumpidos por marchas aun más veloces. Sin embargo no sería apropiado llevar muy lejos la comparación, pues esta banda además exhibe la virtuosidad técnica de otros exponentes del thrash de California como Forbidden o Heathen, que fueron mucho menos conocidos en su época que los ahora llamados 4 grandes. El planteamiento vocal es también clásico pero con un timbre de voz singular, lo cual contribuye a darle una personalidad propia a la banda. Desde el punto de vista lírico, la banda está firmemente asentada en los temas de la década originaria del thrash: guerra nuclear, exterminio de la humanidad, peligro ambiental, exaltación de la crueldad, etc. aunque tocados con un poco más de realismo, más en la vena de Helstar.


El segundo disco a comentar es el Spread the fire de Fuelled by Fire. Este es el primer álbum de la banda y muestra una gran reverencia a todo el viejo thrash estadounidense y del Canadá. El sonido es menos veloz que el de Dekapitator y con fuertes irrupciones melódicas lo que da un aire más semejante a bandas como Testament o los Death Angel del Act III o incluso a bandas más antiguas como Razor o Exhumer. En los momentos más agresivos recuerda a Whiplash. Además existe en ellos una influencia heavy más clásica pues en los solos se aprecia una semejanza al trabajo clásico de Iron Maiden, particularmente de la época del Powerslave. La voz es más convencional y podría parecerse a muchas de la década del ochenta, particularmente a la de Whiplash. En el plano de las letras de las canciones, se tratan básicamente de himnos al thrash metal y los ochenta como edad de oro thrashica. No hay más reflexión que esa pero ni falta que hace pues su objetivo es que la gente haga mosh con las melodías que componen. Fuelled by fire se inscribe en la tradición del thrash de la Bay Area más clásico con fuerte énfasis en las virtudes técnicas.
El tercer caso que vamos a reseñar es el de Merciless Death, la más notable de las 3 bandas que estamos tocando. Su primer disco, Evil in the night, más allá de ser parte de las formas más tradicionales del thrash es bastante original. Su planteamiento se basa en el de Slayer pero los cambios de ritmo que realiza son de lo mejor que ha producido el thrash en cualquiera de sus épocas. La voz también ayuda mucho, pues el thrash era un género sucio y desmadrado, o al menos debería serlo, allí estuvo el secreto de que bandas alemanas como Sodom, Kreator y Destruction lograran crear álbumes clásicos y que hasta el día de hoy perduren tocando, y la voz de este disco es realmente sucia y contribuye de manera fundamental a crear el clima thráshico adecuado, algo que también se debe a la percusión tan atinada que hilvana este disco como una sola pieza musical. Además, y este punto es importante, se trata del disco más veloz de thrash de los últimos 17 años en el que la influencia de unos Sacrifice y Destruction es fortísima.
Al parecer dentro del metal ha llegado el turno para la música más fuerte que hasta ahora se había restringido a las formas musicales más subterráneas del metal o los límites con el hardcore. Desde el ascenso del rock alternativo y el declive del glam a comienzos de la década del 90, el metal vivió un proceso de estagnación y falta de nervio para recuperarse del golpe mediático. Para rematar las cosas, un grupo de bandas infames (Korn, Linkin Park, Limp Bizquit, Mudvaine, Good Charlote, Kittie y Slipknot) usurparon el nombre y difundieron un rap agresivo como si de metal se tratase. Es cierto que hubo aciertos en el desarrollo de los últimos años como Nightwish, Therion o Haggard; el metal progresivo en general (Ayreon) y el ascenso del black metal como género. Pero el predominio del power metal en los 90 generó una faceta demasiado light. Era pues justo que se levantara el thrash de nuevo y le devolviese ese aire agresivo y ruidoso que no se debe perder en una música como esta. Por otro lado, se registran síntomas de mayor agresividad en los últimos tiempos. Tenemos el caso de 3 Inches of Blood una banda que fue menospreciada pero que parece que ha surgido justo en el momento indicado y que definitivamente no se limita a copiar el viejo thrash sino que lo ha renovado fusionándolo con tendencias heavys y blacks contemporáneas.

Les dejo un enlace para un disco que contiene excelentes ejemplos de nuevas bandas de thrash metal. Se trata del complilatorio Speed Kills ... Again! editado por Heavy Artillery